699 Opel Insignia de ocasión fueron revisados

699 Opel Insignia de ocasión fueron revisados

De motor.es, Autocasion, Easyavvisi y 119 más

Ofertas seleccionadas

Ofertas seleccionadas

Ofertas seleccionadas

Ofertas seleccionadas

autouncle-certified

Verificación de precios por AutoUncle

Super precio

Buen precio

Precio justo

Un poco caro

Caro

Opel Insignia

Las ventajas

  • Excelente en el aspecto tecnológico, los bonus incluyen luces delanteras adaptables y buenos equipamientos para la cabina.
  • Interior espacioso, con un espacio de sobra en el techo para la gente alta.
  • Un estilo con muy buena estética tanto por dentro como por fuera, especialmente tras el lavado de cara de 2013

Las desventajas

  • No se explica por qué los motores son tan poco eficientes.
  • La conducción es sosa y de respuesta lenta, no te conecta mucho a la carretera.

Descripción

El Opel Insignia salió a la venta en 2009 y es el sedán de nivel medio de Opel. El Insignia es el sustituto del Vectra, más antiguo, y se diseñó con el propósito de superar al Mondeo de Ford en el competitivo mercado de las berlinas.

La oferta de motores disponible es cuando menos asombrosa. Hay nueve variantes en gasolina y seis en diésel. Las opciones de gasolina cubren el 1.4, 1.6, 2.0 litros y 2.8 litros, todos ellos turbo. Ninguno de ellos te ofrecerá un consumo de combustible estupendo, pero la segunda mitad de la gama definitivamente hará que te lo pases bien, especialmente con el 2.8 litros que con sus 320 CV va como un tiro.
La mayoría de los Insignia que se venden son diésel y variaciones del 2.0 litros Opel TDi. En potencia van desde 105 CV a 200 CV, y aunque tienen un desempeño dentro de la media, se quedan cortos en fiabilidad y la liberación de energía no va precisamente como la seda. En 2011 el BiTurbo se añadió a la gama, lo cual fue una mejora notable: es sin lugar a dudas la cumbre de la gama diésel.

El Opel Insignia recibió un lavado de cara complete en 2013, el cual incluía no sólo un bonito rediseño del exterior, sino un puñado de motores nuevos también. La segunda entrega de motores incluye versiones anteriores con algunos cambios, entre las que destaca el nuevo 1.6 turbo de gasolina. Los que se preocupen más por el consumo y prefieran gasóleo pueden optar por un modelo ecoFlex, pero éste sigue bebiendo más que sus competidores.

Los niveles de equipamiento vienen generosos de base, es una de los dotes del Insignia junto con su bonito estilo. Está disponible en S, Exclusive, SE, Elite y Sri, así que este Opel tiene una buena cantidad de juguetes desde el inicio. La mayoría de los motores vienen con un sistema ‘start-stop’, las luces se adaptan según las condiciones, el parabrisas es sensible a la lluvia y todo dentro de la cabina es espacioso y tiene un aire a alta tecnología. También cuenta con un buen nivel de comodidad, pero no puede hacer frente al Mondeo en lo que respecta al manejo y la conducción.

Conclusión

Por una parte el Opel Insignia es un coche bonito y cómodo, pero no da del todo la talla en las cosas más básicas que se pueden esperar de un coche. Los motores no son cosa de otro mundo, y la conducción es ‘demasiado asistida’. Ni toda la tecnología en el mundo consigue arreglar lo sosa que es la experiencia de conducción que ofrece, así que su intención inicial de dejar fuera de juego al Ford Mondeo podría considerarse más bien un fracaso. Dicho esto, si lo que te interesa es la comodidad y las carreteras en línea recta, no está tan mal.