8 Renault Scénic de ocasión fueron revisados

8 Renault Scénic de ocasión fueron revisados

De Easyavvisi, carsbarter.es, carnext.es y 120 más

Ofertas seleccionadas

Ofertas seleccionadas

autouncle-certified

Verificación de precios por AutoUncle

Super precio

Buen precio

Precio justo

Un poco caro

Caro

Renault Scénic

Las ventajas

  • Estupendo chasis que se mantiene firme en las curvas
  • Un buen rendimiento en los motores de gasolina
  • Espacio de sobra para pasajeros y equipaje
  • Generosos equipamientos en todos los niveles

Las desventajas

  • Falta de flexibilidad en la organización de los asientos
  • Un interior algo soso
  • El estilo exterior es poco atractivo

Descripción

El Renault Scenic fue el líder de los monovolumen o MPV (Multi Purpose Vehicle) de tamaño medio durante años, hasta que otros fabricantes se pusieron al día. Siendo la primera marca que adaptó la plataforma del segmento C al formato MPV, Renault tuvo buenos beneficios en el mercado europeo. Sin embargo, ha pasado mucho tiempo desde entonces y la competencia es feroz. ¿Sigue teniendo el Scenic lo que hace falta para estar a la cabeza de su clase?

Renault Scenic Tercera Generación (2009 – presente):

Desgraciadamente, el estilo de la tercera generación no es la cosa más inspiradora del mundo, la apariencia más bien bulbosa del Scenic deja entrever un interior espacioso pero no es precisamente el monovolumen más bonito del mercado. Sin embargo, el MPV del fabricante francés es en esencia un coche práctico y las faltas en apariencia están compensadas con una ingeniería sólida por dentro.
Lo más impresionante es el chasis, el cual a pesar del tamaño del Scenic ofrece una buena experiencia de conducción con poco balanceo lateral, un logro para un coche de su tamaño. El volante tiene buena precisión y como coche para el conductor, este monovolumen se lleva la palma. Con respecto a los motores provoca sentimientos encontrados. A diferencia de otros modelos de su variedad, el Scenic tiene mejor rendimiento en los motores de gasolina que en los diésel. Los tres motores diésel sin embargo tienen una buena economía de combustible, lo cual puede compensar un poco su flojeo. La estrella es el último 1.2 litros gasolina que tiene mucho brío para su pequeño tamaño: a pesar de contar sólo con 113 CV, tiene un torque que proporciona un empuje tremendo para ser un motor pequeño.

El interior es espacioso, por supuesto, pero el estilo empieza a quedarse un poco anticuado. Se compensa con un unos equipamientos bastante generosos, que están por encima de la media de la clase en todos los niveles. Con una competencia en la clase monovolumen que no para de aumentar, las opciones en asientos se están quedando un poco atrás para el Scenic, que pese a tener muchas opciones de plegamiento, no permite quitar los tres asientos de atrás del todo. Esto significa que otros modelos como el Ford B-Max ofrecen más flexibilidad a la hora de transportar mercancías o equipaje.

Conclusión

La competencia voraz viene del Ford B-MAX) y del Opel Meriva. A pesar de ser más pequeños, tienen más estilo y en general el nivel de ingeniería es mayor. Irónicamente la otra competencia le viene al Scenic del propio Berlingo de Renault. También es un estupendo transporte para pasajeros pero tiene más opciones para equipaje y mercancías. Dicho esto, el Scenic sigue estando en el nivel medio del mercado monovolumen y está disponible por un precio razonable. Tras diez años de producción sigue siendo competitivo, el Scenic cuenta con todo lo fundamental en un MPV y no se va a ir del mercado por el momento.