1.238 Toyota Yaris de ocasión fueron revisados

1.238 Toyota Yaris de ocasión fueron revisados

De Autoscout24, motor.es, Locanto y 117 más

Ofertas seleccionadas

Ofertas seleccionadas

Ofertas seleccionadas

Ofertas seleccionadas

autouncle-certified

Verificación de precios por AutoUncle

Super precio

Buen precio

Precio justo

Un poco caro

Caro

Reciba notificaciones sobre bajadas de precios

Toyota Yaris

Las ventajas

  • Su apariencia coqueta lo vuelve atractivo para muchos.
  • Aunque pequeño, los asientos plegables cuentan con un diseño ingenioso, y sí que cuenta con una sensación real de práctico para la vida diaria en toda la gama.
  • Como con la mayoría de los superminis, cuenta con un nivel de seguridad excelente.
  • El sistema multimedia de Toyota Touch añade diversión y entretenimiento para los que se sientan atrás.

Las desventajas

  • El interior solía ser considerado espacioso, pero la reciente aparición de competencia como el [B:Honda M:Jazz] hac que el Yaris de impresión de demasiado apretado.
  • Hay pequeños problemas de fiabilidad con algunos sistemas aunque los motores se mantienen incondicionalmente sólidos.
  • No inspira mucha confianza cuando se le pide que se enfrente a vías con viento.
  • El motor de 1.0 litros es simplemente demasiado pequeño como para que sirva para algo.

Descripción

El Toyota Yaris no tiene el pedigrí del Fiesta o del Polo, pero su lanzamiento en 1999 tuvo un buen recibimiento en el mercado europeo. La tecnología de su motor era particularmente avanzada ya que contaban con la patente de una distribución de válvulas variable que no dejó a nadie indiferente. De todas formas ese premio que recibió como mejor coche europeo del año ha quedado atrás en el tiempo, así que ¿qué pasa con el último Yaris? Quizá ‘último’ no es la definición más apropiada, ya que la última generación de Yaris llegó al mercado en el 2006 y desde entonces se ha modernizado más bien poco.

La tecnología del motor de la tercera generación del Yaris es bastante menos impresionante de que lo fue la segunda generación cuando se puso en venta. Los modelos más tradicionales de la gama sólo vienen en cuatro versiones de motor, que van desde el perezoso 1.0 litros al 1.8 litros, que pide demasiada gasolina. Los que se encuentran en mitad de la gama son la mejor opción; el 1.3 litros en particular representa un buen equilibrio entre desempeño y consumo de combustible.

El interior es muy práctico en el sentido de que todo es plegable, lo cual lo vuelve un coche práctico pese a lo apretado que parece a primera vista. Los niveles de equipamiento van del T2 al TSpirit, pero honestamente son tan sosos como sugieren sus nombres, aunque no estén faltos de calidad. No hay pequeños ruiditos o tintineos, y todo es de una construcción bastante sólida. Un cambio con respecto a la generación anterior es la localización de los instrumentos: ya no se encuentran en el compartimento de en medio sino detrás del volante, como en cualquier otro coche. Es una pena que se hayan deshecho de ese toque de diseño que hizo que el Yaris sobresaliera en su momento. Sin embargó sí que se han añadido algunos pequeños lujos como sensores para aparcar o sistemas multimedia, por ejemplo.

Conclusión

La tercera generación de Yaris simplemente tiene poco que ofrecer en una clase que está llena de talento. No es más un coche líder entre los pequeños, y el lanzamiento del Kia Rio significa que ni siquiera es el mejor coche pequeño entre los asiáticos. Dicho esto, el 1.3 litros es el la mejor elección de la gama, es un coche más que aceptable para dar vueltas por la ciudad. Aunque tampoco esperes que sea una gran inspiración.